6 de julio de 2008

Legendario


Hablar de Rafa Nadal presenta un importante problema: resulta complicado calificar sus actuaciones. Cada día se supera, y ¡cómo lo hace!

Su partido de hoy, ante el mítico Federer, es parte de la historia de oro del tenis. Y en qué plaza, las pistas del All England Club, que destilan tradición en cada esquina.

Estamos siendo testigos de cómo se escribe la historia y, tal vez, no somos del todo conscientes. Hace apenas siete días, España se hacía con la Eurocopa (44 años después). Hoy, Nadal, en el partido más largo de cuantas finales se han disputado en Londres, acaba con Federer (recordando a Santana) y consigue el torneo de Wimbledon. ¿Mañana? ¿Qué será mañaña?

Y para más historia, una mujer inmigrante ocupará por primera vez un puesto en la Ejecutiva Federal del PSOE. Bernarda Isabel Jiménez, natural de República Dominicana, es la afortunada. Pero esto otro día.

Hoy, el homenaje exclusivo para Nadal. Felicidades, campeón.

3 comentarios:

Marisol dijo...

Lo de Rafa ha sido...buffffffff, he pasado las 6 horas de partido delante de la tele. No sabía si levantarme para hacer otras tareas porque ese podía ser el momento decisivo...y así me ha tenido enganchada. Este chico hace vibrar a la gente a la que nos gusta el tenis. Esperamos que no sea la última copa que levanta en esta legendaria pista.

Raúl G. Sirvent dijo...

Por fin he conseguido sentarme a ver un partido de tenis. Todavía no lo había hecho. Lo veía aburrido, siempre lo mismo, pero ayer lo descubrí. Ayer tuve esa tensión en el cuerpo... Pero ayer, me senté ante el televisor, primero en el periódico; y luego en mi casa, y conseguí no mover mi atención de la imagen.

... Ya espero al próximo.

Y si que tienes razón en que estamos escribiendo la historia, cuando pasen los años y recordemos la Eurocopa podremos decir que a la semana siguiente Nadal consiguió este título.

¿Qué será mañana?

Espero que el Tour de Valverde y la medalla de oro de Isabel Férnández!.

lorenacalvo dijo...

No somos conscientes, pero dentro de unos años podremos decir: "yo fui testigo" (o testiga, si lo dice nuestra querida [verdad, Carol?] Ministra de Igualdad...)

Rafa...indescriptible.